“El viaje de nuestras vidas”

PARQUE NACIONAL DE KARIZANGA. 

El reino de la pradera india

100 tigres, 2.000 rinocerontes, 1.800 búfalos… y una larga lista de grandes mamíferos conviven en el Parque Nacional de Kaziranga.

“Hace un siglo quedaban menos de 200 en el estado de Assam, en el norte de la India. La agricultura se había adueñado de casi todos los fértiles valles fluviales de los que depende la especie, y los supervivientes sufrían el implacable acoso de cazadores de trofeos y furtivos. Kaziranga pasó a ser un espacio protegido en 1908 con el objetivo primordial de salvar a los rinocerontes. Había una docena de ellos, a lo sumo. Pero con los años la reserva fue ampliándose; en 1974 recibió la calificación de parque nacional y en 1985 fue declarada Patrimonio de la Humanidad.

Convertido hoy en el principal santuario de rinocerontes de Asia, y en un filón para el repoblamiento de otras reservas, Kaziranga es la clave del futuro de R. unicornis.
Clamoroso éxito conservacionista, el parque también da refugio a casi 1.300 elefantes asiáticos, 1.800 búfalos de agua (la mayor población que queda en el mundo), tal vez 9.000 ciervos porcinos, 800 barasingas, o ciervos de los pantanos (es un enclave importante de esta especie en extinción), decenas de sambares y cientos de jabalíes. Eso son millones de kilos de carne de presa, aunque ni lobos ni cuones vagan por aquí. Los osos bezudos que habitan el parque se alimentan de termitas y plantas, mientras que los leopardos prefieren cazar en los bosques de las colinas circundantes. Cuando los ciervos porcinos resoplan alarmados o los búfalos giran sus cuernos al unísono para escudriñar la misma parcela de hierba, suele ser porque algo de color naranja, con rayas y unas zarpas enormes se acerca.

¿Qué cualidad extraordinaria tiene el parque para concentrar tal cantidad de grandes mamíferos en una zona reducida? La respuesta está en el río. El Brahmaputra nace en las alturas del Tibet, discurre en dirección este a lo largo de unos 1.100 kilómetros, recogiendo las aguas de la cara norte del Himalaya antes de describir un cambio de dirección y continuar otros 800 kilómetros a través de la India y Bangladesh. Cuando el monzón estival añade las aguas de las lluvias torrenciales a la cuenca, el río se desborda sobre el valle. Cuando la crecida retrocede, la llanura queda cubierta por una capa de limo, rico en nutrientes, de la que brota una exuberante profusión de cárices y hierbas altas que convierten la luz solar en tejidos no leñosos cargados de almidón; es decir, en vastos campos de alimento superenergético que alcanzan los seis metros de altura.
Solemos pensar que los bosques son las zonas subtropicales con la fauna más notable y la necesidad de conservación más acuciante, pero las praderas de hierbas altas de las llanuras aluviales son más ricas en grandes animales nativos y muchísimo menos comunes. El parque también incluye prados de hierbas cortas, y la abundancia de criaturas que se ven en esas sabanas abiertas nada tiene que envidiar a las estampas de los parques africanos más famosos.
En un terreno algo más elevado, árboles como la margosa forman etéreos doseles de los que penden lianas. Un tropel de macacos Rhesus se mueven por los troncos. Cotorras y cálaos bicornes adornan las ramas. Si aguzas el oído, surgen de las sombras las voces de cientos de aves.
Canales de desbordamiento convertidos en lagos someros, que las inundaciones periódicas recargan de agua y de peces, salpican el paisaje. Las aves acuáticas migratorias, desde ánsares índicos hasta tarros canelos, abarrotan los humedales de Kaziranga durante el invierno junto con pelícanos orientales y jabirúes asiáticos. Mientras los raros pigargos de Pallas pescan en las charcas (o bils), las nutrias, de cacería, saltan en el agua describiendo en el aire un arco más propio de un delfín. En el Brahmaputra incluso vi delfines del Ganges elevando sobre el agua sus cuerpos de dos metros. En peligro en la mayor parte de su territorio, estos mamíferos parecen resistir en el trecho del río que abarca el parque, a salvo de redes e intereses pesqueros.”

UN LUGAR EXTRAORDINARIAMENTE BIEN CONSERVADO, DONDE TODO TIPO DE SENSACIONES SE FUNDEN EN UNA ADMIRACIÓN PROFUNDA HACIA TANTA BELLEZA.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s